Trump es criticado por lanzar papel higiénico a damnificados en Puerto Rico

Apenas cinco horas duró la visita del presidente de Estados Unidos a Puerto Rico, dejando un sentimiento de indignación y humillación generalizado, no sólo por sus actos sino también por las declaraciones con la que se refirió a los boricua.

Casi dos semanas después del devastador paso de los huracanes María e Irma por Puerto Rico, Donald Trump, visitó San Juan, la capital del país, para cumplir una agenda de cinco horas.

En su breve periplo, el mandatario llegó alrededor del medio día a una base militar en la ciudad, donde se reunió con el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, para después realizar un sobrevuelo en helicóptero sobre las zonas más afectadas por el desastre.

Pero fue su paso por una iglesia en Guaynabo -municipio acomodado y menos afectado que otros lugares que quedaron en situación gravísima- lo que llamó la atención de los boricua. En ese lugar, Trump, participó de una actividad de entrega de ayuda de insumos básicos, en la que arrojó paquetes de papel higiénico a los asistentes, quienes asombrados apenas intentaron cogerlos en el aire.

Leave a Reply